El Proyecto b consolidó un esquema de estudio e investigación que permitirá analizar su impacto en lo social, económico, ambiental, movilidad,  urbanístico, cultural.  El estudio será realizado por miembros de las Facultades de Arquitectura de las principales Universidades del país: Universidad de los Andes, Universidad Nacional de Colombia, Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad Piloto de Colombia.

Este es el equipo de estudio e investigación del Proyecto B:

 

 

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES 

 

DANIELA Quiñones Gómez

Proyecto b me interesó ya que un proyecto de esta magnitud no existe en Colombia y al construirlo la imagen del paìs ante el mundo se verá afectada positivamente y las percepciones de nuestro país cambiaran en varios aspectos

La arquitectura, en mi opinión, es la creación de espacios a partir de conocimientos técnicos que buscan mejorar la vida de los seres humanos, transmitiéndole ideas y sensaciones a los que observan o habitan este espacio. Es por esta misma definición que nace mi vocación hacia la arquitectura  ya que encuentro fascinante la manera en que tan solo jugando con el espacio que nos fue brindado en el mundo, se puede lograr que las personas sientan emociones utilizando este lugar, o tan solo observándolo.

 

Proyecto b busca realizar lo que describí anteriormente, una construcción que genere impacto en el usuario u observador, pero este impacto será a gran escala pues repercutirá no sólo a nivel local, sino también a nivel mundial, por eso surge mi interés hacia el proyecto.

 

Además del impacto, la idea que propone Proyecto b me interesó ya que un proyecto de esta magnitud no existe en Colombia y al construirlo la imagen del paìs ante el mundo se verá afectada positivamente y las percepciones de nuestro país cambiaran en varios aspectos.

 

Por otro parte ver las firmas que participan en el Proyecto b le da mayor reconocimiento a la arquitectura en Colombia a nivel mundial. De esta manera la idea de me interesó por los cambios que va a traer no solo para Bogotá sino para Colombia también y su arquitectura, aspecto que le doy gran importancia al ser Colombiana y estar interesada en que nuestra arquitectura y nuestro país se desarrollen más cada día.

 

 

 

JULIANA Bernal Guinand.

La posibilidad de tener un edificio de arquitectos tales como Norman Foster, Helmut Jahn o Bernardo Fort le va a traer sin duda alguna muchos beneficios a la ciudad y poder trabajar en el proyecto es una experiencia única.

El estudio de la arquitectura es algo que solo se puede lograr si hay una gran vocación hacia ella. Es una de las carreras más gratificantes para mí pues parte de una idea que se va desarrollando y concluye en una gran obra que es el resultado de mucho trabajo y esfuerzo y además le aporta algo a la ciudad. El impacto que tiene la arquitectura sobre la sociedad es muy alto por lo cual poder ser parte de este impacto que se va generando en todas las áreas de la vida cotidiana es algo inigualable.

A pesar de llevar tan solo un año y medio en la universidad, es claro que esta es la carrera que quiero ejercer en un futuro y es muy interesante poder complementar mis estudios al estar trabajando en un proyecto tan grande y ambicioso como lo es el Proyecto b.

El Proyecto b es un gran paso hacia una mayor internacionalización de la arquitectura en Bogotá. La posibilidad de tener un edificio de arquitectos tales como Norman Foster, Helmut Jahn o Bernardo Fort le vaa traer sin duda alguna muchos beneficios a la ciudad y poder trabajar en el proyecto es una experiencia única.  El intercambio de ideas con estudiantes de otras universidades nos muestra nuevas metodologías y formas de ver la arquitectura que no  hemos visto hasta ahora. Este proyecto parte de una idea muy interesante que seguramente se podría convertir en una realidad y tener la oportunidad de ver un proyecto desde sus inicios hasta la materialización de esta idea es algo muy especial.

 

 

 

El monumento se vuelve imprescindible en la creación de ciudad. El Proyecto b contempla la noción de suplir esa posición de monumento; representar y ser un país.

 

CAMILO Quintero Vásquez

Alguna vez me pregunté  ¿Qué es un monumento?, ¿Qué hace que ÉL sea ese objeto tangible, que más que un elemento, represente un símbolo?  Esas y otras muchas preguntas y búsquedas de respuestas me llevaron a preguntarme sobre la arquitectura, ese arte que contempla aspectos técnicos del habitar humano y por otro lado, los elementos subjetivos que logran emocionar, representar, despertar sensaciones.

Ese interés en el monumento se resume en una particular obsesión por esta disciplina; entender el porqué de un edificio, la razón de ser.  Aldo Rossi, arquitecto italiano, describió en síntesis parte de esa respuesta que nació en el significado del icono: “los monumentos constituyen los puntos fijos de la creación humana, los signos tangibles de la acción de la razón y de la memoria colectiva…”. Entonces, este elemento que representa un legado y significado subjetivo, se vuelve imprescindible en la creación de ciudad; se convierte en el epicentro del conocimiento y las vivencias de una sociedad.

Teniendo eso en cuenta, puedo entender que la ciudad se representa en sus monumentos, que ésta vuelca su ser en ellos. Hoy hay una oportunidad para crear este mismo proceso en Bogotá, esta ciudad que alberga casi ocho millones de habitantes que son el legado histórico y cultural de un país donde esto no le falta. El Proyecto b contempla la noción de suplir esa posición de monumento; representar y ser un país.

Y entonces, ¿Qué somos nosotros? Representamos una pequeña parte del legado, de esta cultura que debe ser entendida; una memoria colectiva que demuestra un progreso. Se convierte en más que un proyecto arquitectónico, es la oportunidad para que la academia colombiana haga parte de la creación del icono y aprender de la experiencia de la arquitectura internacional. Esa es mi búsqueda del entendimiento del monumento.

 

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

 

Proyecto b es una oportunidad a gran escala de transformación de la ciudad, en la cual se analizan impactos y viabilidad de grandes ideas de un equipo de trabajo alcual me siento orgullosa de pertenecer

 

MÓNICA Torres Rincón

La Arquitectura más que ser un medio de creación de espacios, es la responsable de la transformación de los mismos; para lo cual se debe lograr un entorno habitable y apto para que las personas puedan apropiarlo de la manera más confortable y digna.

Nosotros los arquitectos somos los responsables de esta transformación y por ende de la transformación del futuro, es por esto que en nuestras manos está el entorno que habitaremos mañana y las maneras en las que vamos a interactuar en éste.

Proyecto b es una oportunidad a gran escala de transformación de la ciudad, en la cual se analizan impactos y viabilidad de grandes ideas de un equipo de trabajo al cual me siento orgullosa de pertenecer.

Gracias al análisis exhaustivo de un grupo interdisciplinar, ahora se podrán llevar a cabo, planteamientos con argumentos profundos que se convertirán posteriormente en decisiones para el proyecto más grande de Bogotá y en mi opinión de Latinoamérica: Proyecto b.

 

 

Proyecto B, no es una implantación puntual, es un proyecto de ciudad, de la nuestra, que trasmitirá ideas y conceptos de trasformación nacidos y desarrollados por un grupo de visionarios inquietos que deseamos compartir este aporte.

 

CARLOS Fernando Otálvaro

La reflexión será la actitud que permitirá seguir avanzando en el proceso de estructurar plataformas que contribuyan a configurar escenarios, garantizando el desenvolvimiento de las actividades humanas, logrando establecer condiciones que encaminen los comportamientos de desarrollo y bienestar de las personas y permitan relaciones en atmosferas optimizadas con cualidades perceptuales y sensoriales que sustenten las manifestaciones funcionales atribuyendo apropiación y logrando las adecuadas interacciones en la cada vez más complejas formas de exploración humana.

Proyecto B, no es una implantación puntual, es un proyecto de ciudad, de la nuestra, con unos impactos dotados de riqueza que atribuirán actitudes y formas de experimentación urbana, logrando trasmitir unas ideas y conceptos de trasformación nacidos y desarrollados por un grupo de visionarios inquietos que deseamos compartir este aporte.

Esta nueva realidad prospectada inducirá a nuevos planteamientos que estarán configurando nuevos panoramas de desarrollo que nos involucraran a todos nosotros como ciudadanos y construirán condiciones coherentes a las progresivas maneras de habitar

 

Proyecto b es la tendencia moderna de la arquitectura en Bogotá

 

JUAN CAMILO Sotomayor Salazar

Pensar un problema y transformarlo en una oportunidad es la forma adecuada de proyectar la ciudad, pues no se puede crear o transformar un espacio sin saber las afectaciones que éste tenga sobre el territorio.

En pocas palabras Proyecto b es la tendencia moderna de la arquitectura en Bogotá. Desde una perspectiva personal, es una experiencia única, en donde se pude seguir generando conocimiento en una propuesta concreta para la ciudad.

 

 

 

 

 

 

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA 

 

 

 

 

 

El Proyecto b va a generar un cambio en la visión de ciudad, donde la densificación del espacio va a ser vertical, afectando nuestra forma de vivir y de percibir el entorno.

 

CARLOS Gómez Peñuela

Mi gusto por la arquitectura se debe a que este arte afecta a las personas en su modo de vida, está tan ligada a nosotros que se convierte en una necesidad básica, la de resguardarnos.

Al afectar a una sociedad la arquitectura se convierte en un agente de cambio en el cual yo participo al crear mejores condiciones que se traducen en una sociedad equilibrada y agradable.

Me interesa el Proyecto b porque va a generar un cambio en la visión de la ciudad, donde la densificación del espacio va a ser vertical, afectando nuestra forma de vivir y de percibir el entorno. Este cambio mejorará problemas en los cuales la ciudad se ha quedado atrasada como el crecimiento vertical y la diversidad de usos en una sola edificación.

El Proyecto b será uno de los primeros pasos hacia una Bogotá moderna que mejore la calidad de vida de sus habitantes.

 

 

 

 

Una vez tuve el conocimiento del Proyectob, su papel de innovación en la ciudad y las propuestas de vanguardia presentadas por reconocidas firmas a nivel mundial, mi interés por participar en él fue inmediato.

 

 

 

NICOLÁS FELIPE Ramírez Castro

Siempre he poseído un especial interés por las artes plásticas y el sentido estético de las mismas, pero en contraposición soy consciente de sus límites no referidos en el sentido creativo o estético, sino en cuanto a su aplicación e influencia en las dinámicas de la sociedad. En este sentido la búsqueda de una disciplina que incluya componentes artísticos pero a su vez posea un verdadero desarrollo práctico y consecuente en la sociedad, culmina en la arquitectura.

La arquitectura, a mi parecer, se impone como el punto intermedio, integral, armónico y complementario entre las disciplinas estrictamente artísticas, que por lo general tienden a ser únicamente contemplativas, y las ciencias exactas, que por su condición racional tienden a ser repetitivas y carecen de creatividad e innovación. De la misma forma la arquitectura estudia un amplio bagaje de aspectos igualmente importantes como la sociedad, la cultura, la estética, la sostenibilidad, la ecología y la ciudad entre otros, y es justamente por ello que su aplicación y desarrollo se puede generar de manera práctica y eficiente. Una sociedad puede ser cambiada mediante la arquitectura, si esta a su vez responde a todos los condicionantes que la sociedad incluye.

Personalmente, en un nivel más específico, abogo por la arquitectura pensada para la sociedad, pensada para las personas que la van a habitar y no pensada como un elemento caprichoso que se plantea en función de modismos estéticos. Es por ello que admiro efusivamente a Peter Eisenman, ya que a pesar de trabajar en el marco del deconstructivismo ha logrado conservar la esencia histórica de la arquitectura y fusionarla armónicamente con el simbolismo y la estética contemporánea.

En cuanto a Proyecto b, éste se impone como un elemento de arquitectura icónica, que por su privilegiada localización, su futuro diseño de vanguardia y específicamente su contexto cultural, social y tecnológico se impone como un excelente punto de partida y un modelo a seguir en la conformación de un urbanismo contemporáneo paradigmático que establezca a Bogotá y eventualmente al país como entes de competitividad internacional. Una vez tuve el conocimiento del proyecto, su papel de innovación en la ciudad y las propuestas de vanguardia presentadas por reconocidas firmas a nivel mundial, mi interés por participar en él fue inmediato.

 

 

UNIVERSIDAD PILOTO DE COLOMBIA 

 

No hay nada más satisfactorio que tener una idea y después lograr ver ese proyecto hecho realidad, que forme parte de un horizonte, que sea reconocido, que se sepa que está en la ciudad, eso es lo que lo motiva a uno para estar en la arquitectura.

 

JUAN RODRIGO Jiménez Guzmán

La arquitectura es un todo. Forma, volumen, color, un espacio que se crea efímeramente o se vuelve un espacio fijo, que puede llegar a brindar seguridad, calor, una cantidad de sensaciones que cada persona siente y vive diferente a la otra, es ahí donde se puede decir que la arquitectura aparte de darnos un espacio privado o público nos da una forma de vida, un estilo, y una sensación diferente percibidas  a partir de materiales y de ideas que en algún momento alguien pensó que no podrían ser reales, y se cumplieron.

No hay nada más satisfactorio que tener una idea o dibujo en un papel, y después lograr ver ese proyecto hecho realidad, que forme parte de un horizonte, que sea reconocido, que se sepa que esta en la ciudad, eso es lo que lo motiva a uno para estar en la arquitectura.

Es por esto que el Proyecto b llama demasiado la atención, el simple hecho de saber que estamos empezando prácticamente desde cero, haciendo estudios de impactos en el entorno del proyecto, lo llena a uno de ánimos y de ganas para seguir adelante.

Además de llegar a crear un icono en la ciudad, será algo para el país entero, con arquitectos mundialmente reconocidos los cuales uno siempre les ha tenido admiración, y con algunas propuestas que ya han planteado, podemos alcanzar a imaginar lo grande que va a llegar a ser este nuevo viaje, que cambiará la arquitectura en Bogotá.

 

 

 


Deja un comentario